Consejos para realizar un plan de negocio

Tener capital y ganas para iniciar un negocio exitoso, no es suficiente, la planificación es importante desde el inicio. Para ello se debe desarrollar un plan de negocio que será primordial  para saber si el negocio es viable o no.

El plan de negocio  ayuda a mejorar la idea, identifica variables críticas de éxito, facilita el desarrollo del proyecto, da enfoque y dirección, es una herramienta para dirigir el negocio. El contenido básico del plan es:

Descripción del negocio: Define si vas a vender productos o servicios.

También incluye cómo te constituirás, define al perfil que necesitas para cada puesto.

Recuerda que debes diferenciarte de la competencia, eso dependerá de la ventaja competitiva que tienes como empresa.

Nichos de mercado deseados: Determina  el perfil del cliente al que quieres venderle.

¿Cómo definir a tu mercado potencial?

Con Investigación de Mercados

¿Por qué?

1. Para identificar las necesidades del producto o servicio en mercados nuevos o existentes.

2. Para desarrollar una estrategia de venta.

3. Para pronosticar su tendencia de ventas.

4. Para estudiar las adquisiciones de materias primas y materiales

5. Para programar producción, ventas y distribución.

6. Para analizar las actitudes del consumidor.

7. Para conducir campañas promociónales.

8. Para establecer el monto del capital requerido.

9. Para planear utilidades.

Selección de la cobertura territorial del negocio: Encuentra el equilibrio financiero. Suma tus costos mensuales, más tus gastos mensuales y esto tiene que ser igual a tus ventas mensuales. Teniendo el equilibrio agrega la utilidad. Calcula cuántos productos tienes que vender para llegar a la meta, posteriormente el número de clientes conviértelo en cuadras, distritos, y en algunos casos provincias.

La contabilidad te dará certeza en tus números y en tu administración.

Definición del posicionamiento del negocio deseado: Es el lugar que ocupa tu marca en la mente de los posibles clientes. Puedes posicionar tu marca por juventud, innovación en el mercado, antigüedad, experiencia en el mercado, precio bajo, exclusividad, o referencia al líder.

Propuesta única de negocio: La promesa que realices a tus clientes debe tener un resultado medible, tangible y verificable, por ejemplo: “En 30 minutos llega tu pizza o es gratis”, de Domino’s), “en seis meses hablas o hablas”, de Quick Learning;

Aquello que puedas medir, sea rentable y lo puedas cumplir hazlo. Si no puedes, mejor no te metas.

Inversión básica para iniciar el negocio: Para ello debes realizarte las siguientes preguntas ¿Cuánto dinero necesito para poner mi negocio o para hacer crecer mi negocio? ¿Cuánto tengo? ¿Cuánto me falta? ¿A quién se lo voy a pedir? y ¿Cuánto me va a costar?

Metas financieras: Deben cumplir con cuatro condiciones: Específicas, medibles, alcanzables y compatibles. Al decir compatible debes responder ¿el mercado necesita mi producto? ¿Puedo fabricarlo? y ¿Puedo entregarlo?

Definición inicial de precios: Para definir bien tus precios debes tomar en cuenta tres letras “c”:

Costos: Costos unitarios + gastos unitario + utilidad esperada.

Competencia: Investigar cuál es el precio más bajo, cuál es el más alto y el promedio de mercado. Una buena estrategia, es entrar ligeramente por debajo del precio promedio.

Capacidad de pago de mi cliente potencial: Realízate la pregunta ¿Mi consumidor lo puede comprar?

Medios de marketing para el negocio: El medio a utilizar lo define tu nicho de mercado. Existen dos grandes grupos de clientes: el tradicional y el digital. Al tradicional se le vende a través de medios como radio, prensa, televisión, en los que no hay una interacción con el cliente. Pero el digital es generalmente un cliente más informado y la estrategia debe procurar la interacción.

Metas de marketing: Destina el 3% de tus ventas para invertir en publicidad y promoción. La publicidad da razones y la promoción incentivos. La sugerencia es hacer campañas de promoción tanto cuando tengas ventas bajas como ventas altas, en este último caso con el fin de incrementar tu cartera de clientes.

Materiales de promoción: Lo primero que debe aparecer en la publicidad no es qué vendes, qué haces, qué ofreces, quién eres o tus precios, sino responderle a tus clientes qué hace tu producto por ellos. La gente no compra taladros de 16 mm, sino agujeros de 16 mm. No vendas el proceso, no vendas el camino, sino vende el destino

Fuente: Altonivel

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *