El coaching una herramienta de ayuda para tu empresa.

El coaching es una herramienta que puede ayudar a tu empresa a fortalecerse y ser más competitivo.

El coaching se puede implementar en nuestra vida personal, como ayudándonos a mejorar como líderes y profesionistas, hasta los que nos sirven de apoyo para mejorar la dinámica de equipos y procesos dentro de las organizaciones.

También puede ayudar a la empresa a mejorar el liderazgo y desarrollar competencias. Te damos algunos tipos de coaching que ayudarán a tu empresa a conseguir tus objetivos:

1.- Ejecutivo o de vida.

Este tipo de coaching se enfoca en el desarrollo del individuo y su rol en la empresa, es decir, se encarga de desarrollar las capacidades necesarias que le permita desempeñar mejor su labor dentro de las organizaciones, siempre con un objetivo en mente: beneficiar a la empresa. Además, esta herramienta es utilizada para mejorar asuntos básicos del comportamiento cotidiano y relaciones interpersonales que puedan afectar su desarrollo como profesionista o líder. Este tipo de coaching suele ser muy solicitado para la formación de gerentes y directivos.

2.- Laboral y Personal

Estas dos variantes suelen ser aplicadas para la orientación y desarrollo personal.

El coaching laboral está dirigido a aquellas personas que no se encuentran satisfechas con su desarrollo profesional, también para las que han perdido la motivación en lo que hacen o que no encuentran una ruta profesional.

Por su parte, el coaching personal se encarga de facilitar el desarrollo de los individuos, entre sus objetivos está el ayudar a las personas a esclarecer sus metas personales, laborales, familiares, de relaciones afectivas, entre otros.

3.- De liderazgo

Se encarga de desarrollar a los ejecutivos las características necesarias para convertirlos en líderes. Las empresas han encontrado la necesidad en transformar a aquellos que gobiernan y ejecutan por los que guíen e inspiren a los demás.

4.- De equipos

Su objetivo principal es mejorar el desempeño y los resultados colectivos de la empresa; motivando el trabajo en equipo, el desarrollo del prójimo y la interacción entre el empleado y el jefe.

Los beneficios de este coaching son: el fortalecimiento de vínculos entre empleados, encontrar la coherencia entre objetivos personales y de equipo, desarrollar sinergias entre los trabajadores y fomentar el respeto entre cada uno de los componentes del equipo.

Se recomienda cuando existe cambios en la dirección de la compañía, problemas u obstáculos en los procesos para llegar a objetivos o cuando existe un cambio estructurar, adquisiciones o fusiones.

5.- De innovación

Este coaching se encarga de crear espacios y personas libres de obstáculos y despertar los componentes necesarios para comunicarse y ser entendido. Crear herramientas que permitan al personal despertar la creatividad e innovación.

6.- Organizacional

Este coaching busca mejorar el liderazgo de los directivos, capacitar a los jefes de área en el desarrollo de sus tareas y responsabilidades; mejorar la comunicación y convivencia de cada componente en la empresa, desarrollar la sensibilidad de los directivos para encontrar y reconocer a los nuevos talentos; así como aumentar la productividad y la competencia sana entre sus colaboradores.

Estos tipos de coaching te ayudarán a resolver y mejorar varios aspectos dentro de tu empresa.

Fuente: Altonivel

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *