Innovaciones tecnológicas que buscan incorporar mejoras en el retail

El sector retail no es ajeno a las innovaciones tecnológicas. De hecho, hoy en día pueden emplearse ciertas soluciones que apuntan a mejorar la experiencia de compra y los procesos de reposición de inventario. Aunque el costo de incorporar esas novedades es alto, en los próximos años las tiendas pueden implementar determinados avances de manera progresiva.

De chips identificadores a flejes

Una de estas innovaciones tiene relación con los carros inteligentes, específicamente, con los chips RFID (Radio Frecuencia Identificador). Eso significa que si los productos del supermercado cuentan con su respectivo chip, el cliente podrá conocer la facturación total de manera automática al avanzar a caja, después de que haya pasado con su carro por un detector de alarmas. Y es que esta estructura tendrá como propósito calcular la suma de los precios de todos los productos. Lo cual derivará en un considerable ahorro de tiempo.

Eso no es todo. Luego de que el cliente pague, deberá pasar por otro detector con la finalidad de que todos los chips queden desactivados.

Otra de las soluciones está vinculada con el fleje o visor electrónico de precios. Es decir, cuando el cliente coloca un producto en el carro de compras, se cargará el precio que observa en la góndola, y así sucesiva y automáticamente con cada uno de los alimentos. De acuerdo a El Mercurio de Chile, esto apunta no solo a mejorar la experiencia de compra, sino también la productividad de los puntos de venta.

En ese sentido, a lo que se aspira también es que los flejes integren un sistema de reconocimiento, para que así conozcan de qué cliente se trata, a través de una tecnología de identificación. Eso tendrá como finalidad cargar precios personalizados para ese comprador, en caso sea –por ejemplo- un usuario frecuente al cual podrían hacérsele ciertas ofertas.

Promociones en la palma de la mano

Hoy, los supermercados envían promociones a sus clientes vía correo electrónico pero, ante la popularización de los dispositivos móviles, la idea es que el cliente disponga de ofertas a través de su teléfono inteligente y mientras esté en el punto de venta. En otras palabras, los retailers podrán enviar ofertas móviles personalizadas a sus compradores, las cuales estarán en función a sus preferencias e historial de compras. Se aspira a que el cliente pueda comenzar a recibir esa información cuando ingrese a una tienda.

Cámaras digitales de seguimiento

Otra de las tecnologías que podría incorporar el sector retail en los siguientes años tiene que ver con las cámaras de seguimiento del comportamiento de compra. Estas cámaras digitales tendrán la finalidad de seguir el trayecto de los compradores en la tienda. La información recabada podrá contribuir a dos cosas: Uno, conocer qué tan atractivas son ciertas zonas del punto de venta para respaldar decisiones en torno al diseño del lugar. Dos, conocer al comprador con más precisión para así ofrecerle promociones específicas.

Adiós a la falta de stock

La productividad es otro de los focos de los supermercados, y eso pasa por el stock. Y es que, una vez instalada la tecnología RFID –que permite que cada producto tenga un chip identificador-, la idea es que los sensores incorporados en las góndolas puedan identificar en qué momento quedan pocos productos

Según información recopilada por El Mercurio de Chile, eso no todo porque mediante los detectores por donde pasarán los futuros carros de compra, se podrá llevar a cabo la contabilización de los productos que entran (desde los distribuidores) o que salen (a través de la compra de los usuarios) de la tienda. Eso, por supuesto, ayudará a agilizar el conteo de inventario y su reposición.

Probadores inteligentes

Pero los supermercados no serán los únicos en implementar estas soluciones, las multitiendas también. A los probadores tradicionales con cortinas o puertas, le seguirán aquellos que con puertas vidriadas ganarán y perderán opacidad en función de las instrucciones del comprador. También surgirán otros probadores con espejos de 360 grados. La tecnología también hará posible que el cliente vea cómo le queda una misma prenda en distintos colores, lo que generará un ahorro de tiempo.

Fuente: Gestión.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *