Lecciones del Capitán Phillips para ser un buen líder y tener equipos fuertes

Para ser un buen líder se debe contar con una gran cantidad de habilidades y capacidades, una elemental es consolidar equipos capaces de enfrentar la adversidad. El capitán Phillips no brinda lecciones para formar un equipo de trabajo fuerte, ya que sin su equipo la experiencia que vivió no hubiera terminado bien.

Su historia fue llevado a la pantalla grande para inspirar a muchos con la actuación del famoso Tom Hanks con el título “Capitán Phillips”. Les invitamos a ver este filme.

La historia del capitán Richard Phillips enfrentar con éxito las adversidades. Nada los había preparado para lo que ocurriría el 8 de abril de 2009. Cuatro piratas somalíes con metralletas K-47 se acercaban a toda velocidad por un lado del buque de carga. A pesar de los intentos del primer oficial Matt Fisher por hundir el pequeño bote, los piratas lograron subir al barco. La alarma comenzó a sonar, los tripulantes sabían que los piratas habían entrado. De inmediato, 15 pasajeros fueron a ocultarse en una habitación de seguridad. Cuatro días antes, el capitán y su tripulación habían realizado un simulacro contra ataques piratas, de esta manera el día del rapto no hubo complicaciones: la tripulación, el capitán y los oficiales estaban preparados y sabían lo que tenían que hacer. El plan había salido como lo habían practicado.

“El equipo fue fundamental para que todo saliese como se esperaba. Nunca pensamos que un simulacro de preparación nos iba a preparar para un verdadero secuestro unos días después, sin el equipo, esto no hubiera salido de la misma manera”.

El capitán Phillips nos brinda los secretos que le ayudaron a tener un equipo fuerte durante el secuestro de su nave:

1. Todo comienza con la comunicación

La comunicación es un factor clave, para no estar flotando a la deriva. Lo importante de un equipo es siempre estar involucrado, comprender los objetivos del capitán y éste debe conocer bien a su equipo, tiene que saber alinear sus intereses con los del buque. Tu equipo debe estar preparado para enfrentar cualquier situación, buena o mala, recuerda que 10 pueden más que uno.

2. Deja las emociones y preferencias en el puerto

Es muy importante que el líder comprenda que cada persona es clave para el funcionamiento adecuado de la empresa.

“Siempre busco dejar personalidades, emociones y preferencias en el puerto. Sé que cada componente es fundamental para que el bote flote, así debe ser en las empresas”. Comenta.

Para Phillips, conocer a tu equipo de trabajo no sólo te ayuda a generar confianza y fidelidad, también es una forma segura de transmitir los objetivos y las metas de la organización, así como alinearlos en la cultura de la organización.

3. Prepárate

Sin el simulacro, no hubiéramos podido con ello, comenta el capitán Phillips. Y en este punto coincide con otros líderes exitosos: para tener equipos fortalecidos se necesitan la preparación y la capacitación.

“Siempre debes rodearte de gente mejor que tú, es la única manera de que todo salga mejor de lo planeado, es más, siempre tienes que estar buscando tu reemplazo, saber quién es la siguiente persona al mando y delegar”.

Sólo se consigue pasando tiempo con tus colaboradores, observando sus habilidades y sus capacidades, así como cuáles son sus mejores características.

4. Controla tus emociones

El miedo y las emociones nos pueden confundir, generando graves problemas para tomar decisiones definitivas.

El temor es el principal factor del fracaso en los líderes, pues éste imposibilita al sujeto en la toma de decisiones.

Es bueno aprender a conocer nuestras capacidades, así como las reacciones que tenemos ante situaciones específicas, esto nos ayudará a adelantarnos y fortalecer nuestra inteligencia emocional.

5. Aprende de las experiencias pasadas

¿Cómo te adelantas a la adversidad? Es muy sencillo: aprendiendo de experiencias pasadas.

Es tarea del líder aprender de los errores y la única manera de hacerlo es analizando qué salió mal, cuáles fueron las decisiones erróneas, qué pudimos haber hecho mejor y cuáles hubieran sido los resultados.

Emprendedor aplica estas lecciones  con tu equipo de trabajo, analiza las situaciones vulnerables, estudia las estrategias que pudieron evitarlas, supera la adversidad y prepara a tu equipo de trabajo para cualquier tipo de situación.

¡Atrévete a emprender!

Fuente: Altonivel.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *