Plan de Marketing ¿Qué es y para qué sirve en mi empresa?

El marketing se ha definido muchas formas diferentes, pero debemos tomarlo como el arte de comercializar nuestros productos y servicios de manera rentable para la empresa, a través de la satisfacción de mis clientes. Estos poseen necesidades muy diferentes, mientras algunos buscan el precio como prioridad para la compra, otros buscan la calidad del producto, o el prestigio que este otorga. Por lo tanto, las mismas empresas, que comercializan los mismos productos buscan maneras diferentes de comercialización, ¿cuál es la razón?, que sus clientes poseen necesidades diferentes. Debemos pensar que cuando alguien adquiere un producto, su razón fundamental de adquisición está en el servicio que este presta, no el producto en sí. Desde la empresa esta premisa debemos tenerla muy presente.

El Plan de Marketing, es una herramienta que nos sirve para proveer cual será nuestro comportamiento comercial en la empresa durante un periodo de tiempo. Posee unas características que debemos tomar en cuenta:

  • Es una herramienta de trabajo empresarial.
  • Se diseña para que sea útil a la empresa.
  • Es periódica, es decir, habitualmente su tiempo de desarrollo es para un año, aunque hay empresas que diseñan, para periodos más cortos (3 meses, 6 meses, según actividad empresarial)
  • El diseño ha de seguir un orden, sin esta premisa la planificación se convertirá en caos, con lo que perderá su efectividad
  • El Plan de Marketing ha de ser realista, ambicioso, fácil de seguir por todos en la empresa, con datos objetivos y toma de decisiones (estrategias, tácticas, medidas, presupuestos, etc.) ajustadas a mercado y a la empresa.
  • Es un documento flexible, por lo que debe ser susceptible de ser modificado.

Por lo tanto el Plan de Marketing, es una guía para nuestra comercialización que nos hará recorrer el camino necesario para rentabilizar nuestros productos y para generar una imagen de estos y de nuestra empresa.

Esta herramienta es necesaria para todo tipo de empresa, sin distinción en tamaño, productos, servicios o filosofías. Su finalidad como comentamos es centrarnos en los intereses de nuestros clientes para ofrecerles el productos que más se adecue a sus gustos y deseos. Debemos pensar que quieren comprar nuestros clientes para comercializar esto mismo, y por supuesto hacerlo de manera rentable para la empresa.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *